30 ago. 2013

PROFESIONALES O GENTE CON OFICIO?.


(Las aptitudes de cualquier trabajador habrían de ser documentadas)


Sin merma alguna de respeto a todo aquél que se dedica a la política y ejerce como profesión en cualquier área de la administración pública, es decir, al funcionario que hace bien su trabajo y no repara en el tiempo invertido, ni ahorra esfuerzo para realizarlo, (a quién por exigencias del cargo cumple con su obligación me refiero) este espacio lo quisiera inclinar hacia al considerable número de esos otros funcionarios públicos que tan feo ejemplo están dando respecto a la ligereza e irresponsabilidad con que manipulan o adulteran casi todo lo que tocan, el reconocimiento que merecen éstos "servidores de la cosa pública", en opinión de éste humilde mortal es CERO.  Y que no nos vengan con el cuento de "si los de derechas son mejores o peores que los de izquierdas". . .  "que los que llegamos tenemos que apechugar con los problemas que generaron los que se fueron" . . . etc.  Ya que solo recurriendo a la hemeroteca,  encontraríamos material suficiente para tapar la boca a quién intentara utilizar ese tipo de excusas, amparándose en unas simples siglas y un puñado de votos.

Dias pasados,  reflexionando sobre si la política es, o debería ser, profesión u oficio, miré en mi pequeño diccionario de sinónimos y anoto unas cuantas profesiones, acompañadas de la descripción de algunas especialidades que las conforman. Por ejemplo:

Arquitectura.-    Construcción, diseño, urbanismo.
Enología.-    Vinificación de los mostos, fermentación.
Escultura.-    Cincelado, talla, imaginería.
Fotografía.-    Retrato, foto, imagen.
Medicina.-     Anatomía, fisiología, cirugía.
Sastrería.-     Costura, corte, confección.

Oficios todos ellos que, como poco, han precisado años de aprendizaje o estudios (o las dos cosas) por parte de sus titulares, para ejercer la profesión con autoridad y sobre todo con suficiencia.

La Política,  que es el oficio que motiva este espacio, veo que también tiene sus áreas o ramas de especialidad como son: Dirigente, mandatario, astuto, a las que podría añadirse las de: Charlatán, embaucador y cuentista, sin que éstos hayan de pasar necesariamente por escuela alguna y menos por la Universidad.  Y curiosamente, por no utilizar otra expresión, puede comprobarse que a unos se les exige el título correspondiente  para emplearse mientras el político, por el solo hecho de haber formado parte de la lista ganadora en las elecciones, al margen de que los ciudadanos le conozcan o no, tiene empleo asegurado durante unos años.  Es gente que se lo monta de tal manera, que careciendo de conocimientos acerca de la tarea asignada, se aseguran - insisto - un porvenir que para sí quisieran los que tienen que trabajar  honradamente mas de tres décadas, para tener derecho a una jubilación contributiva ¡ojo! y en muchos casos de auténtica miseria.

Quién se considere "profesional de la política" para que su trabajo tuviese valor de representación habría de exigírsele formación suficiente para ejercerlo, aportando la documentación que corresponda y acredite su especialidad en cada caso.  Pues no debería bastar con serle fiel al líder, ni empecinarse en unos ideales determinados (eso puede ser cambiante) ni siquiera con demostrar habilidad dialéctica para disfrazar malas intenciones con el único fin de favorecerse, a sabiendas de que tal palabrería no tiene otro significado que el del oportunismo.
Veamos, si no, unos ejemplos:

"Puedo prometer y prometo" - decía uno -.   "Crearemos 800.000 puestos de trabajo" - prometía otro -.  "La vivienda tiene los precios altos, porque la gente tiene dinero y los paga" - se oyó decir a un tercero -.  "Entré en política para forrarme" - a éste solo le faltó decir que "en gracia de dios" -.   "Si ganamos las elecciones, lo primero será crear 3. 500. 000 de puestos de trabajo" - quien dijo esto, él mismo se reía su chiste -.   Y todo esto se dice en voz alta  porque la mayoría de los ciudadanos - al parecer - estamos bajo los efectos de no se qué tipo de anestesia y nos da igual.  Y ya se sabe<;  "Quién no siente no padece"  que diría aquél.

Y todo esto ocurre con un gobierno apoyado y ardorosamente jaleado en el Parlamento, por la mayoría de los señores Diputados.  Gobierno que manipula y dispone a su antojo lo que le viene en gana, sin sentir vergüenza torera aunque no deje de incumplir todo lo prometido en campaña electoral y esté "jodiendo" a los sectores mas desprotegidos, como diría "su señoría" Fabra, castellonense para mas señas.














CATEGORÍAS:
20 ago. 2013

ENTRE SUEÑOS


(De la fantasía de los sueños a la auténtica realidad)



Es cierto que ahora madrugo sin tener necesidad de hacerlo. Por tarde que me acueste, poco después de amanecer me despierto y como me siento incómodo en la cama me levanto. Debe ser -creo - por la costumbre de madrugar igual cuando pernoctaba en la "quinteria",  que después de convertirme en "desertor del arado" y cambiar los surcos y los ásperos terrones del barbecho, por el duro adoquinado y el alisado asfalto urbano.


Trasnochar, insisto, me cuesta mucho mas que madrugar. Y si trasnocho,  tengo que hacer esfuerzos para no dormirme en medio de la velada. Soy un desastre, lo reconozco.

Sin embargo, llevo un poco tiempo en que voy a la cama pasada la media noche, porque estoy enganchado (no me importa reconocerlo) a los "grandes debates" nocturnos de la tele y éstos suelen acabar muy tarde. Y si aguanto hasta el final, porque el tema que se discute me interesa, llego a desvelarme de manera que he de recurrir a los recomendados somníferos para conciliar el sueño.  Aunque he de decir que llevo un poco tiempo que dormirme y comenzar a soñar es todo unos.

-   "Ten mucho cuidado, hijo mío, que todo el mundo dice que hay mucho malo por ahí" - fue el encargo de mis padres y los familiares mas cercanos, en el momento de poner el pie en el estribo de la "guagua" que me llevaría a coger un tren directo a Barcelona -. "Además te vas solo y quién conoce ese sitio dice que esta muy lejos".


-     "Quedar todos tranquilos que tendré mucho cuidado. Y tampoco estaré solo, ya que allí me espera una buena familia y eso me da mucho confianza.  Aunque le echaré ganas, ya me conocéis, y no tardaré en hacerme de amistades.

Después de soñar me levanto con la sensación de haber estado despierto toda la noche recreándome y reviviendo acaecimientos que marcaron mi rústica personalidad.

Así comenzó una "aventura" que, al iniciarse ni yo mismo creí que no tendría retorno.  Y lo digo porque estuve (aun lo estoy) tan apegado a mi tierra, que nunca imaginé que me ausentaría de ella definitivamente. Menos, aún, que resembraría mis raíces en un lugar donde el ambiente social, la cultura incluido el idioma me eran absolutamente desconocidos.

De ahí que no pueda evitar rememorar el comienzo de esta simple historia, ya que el sacrificio que hube de hacer hasta crear un espacio propio donde vivir con cierta comodidad fue tan tremendo,  que  me asustaba no contar con otros medios que el fruto de mi trabajo.


Ahora que ha pasado un montón de años y los que aun me queden por vivir son un verdadero "regalo de la naturaleza", mientras me quede suficiente lucidez, no dejaré de dar gracias por decidir trasladarme a Cataluña y tener la "osadía" de correr el riesgo de equivocarme.

Por tanto, aunque sea entre sueños, evocar algunos episodios de mi modesta trayectoria vital me ayuda a creer, al tiempo que me ilusiona prolongar al máximo la longevidad.
CATEGORÍAS:
5 ago. 2013

INSTINTO DE MUJER

(cuestionar derechos a las mujeres, en mi modesta opinión, es tarea de descastados)


En estos últimos días he leído un par de frases que me han impactado , emocionalmente, y de qué manera.  Ambas me han recordado algo que sin saber muy bien cómo, ni por qué, para algunos de nosotros pasa poco menos que desapercibida.  Y lo mas curioso es que, en ambos casos, las pronuncia una mujer y no creo que sea por casualidad.

La primera la dijo en televisión una chica muy joven, cuando salía de ver una corrida de toros.  La gente en la calle discutiendo que si "toros sí" y "toros no". . . y al verla salir entre un grupo - se supone que de aficionados a la fiesta - un reportero que andaba por allí a la caza de la noticia, se le acercó y cámara en ristre le pregunta:

-    A tí, muchacha, ¿te gustan los toros?.

-     Claro que me gusta ver corridas de toros. ¿Es que eso es malo?.

-     No, por dios, ni mucho menos.  ¿Pero quieres decirme de donde te viene la afición a los toros, siendo mujer y tan joven como eres?.

-      Mire usted, "yo soy aficionada  a los toros porque desde muy pequeña, mi abuelo me trajo siempre con él. Y seguimos viniendo, porque como mi abuelo ya está viejo, ahora, la que le trae a él soy yo".

_______


La otra - insisto - también dicha por una mujer aunque en este caso bastante mayor que la primera, recordando cuando era niña hizo un comentario sobre el deber moral que tenemos todos para con nuestros progenitores y dijo:

-      "Como el tiempo pasa inexorablemente, ahora toca cuidar a quienes antes se cuidaron de nosotros".

Quizás que tan razonables y hermosas palabras me hayan impactado tan hondamente, porque ya soy viejo y temo llegar a tener las mismas necesidades que se tienen de niño?. 
También podría ser que eche a faltar una nieta.  ¿Po qué no?. . . .

Saludos 

















CATEGORÍAS: