30 jun. 2013

GIMNASIA MENTAL

Ahora, a la vejez, después de pasar mas de tres cuartos de siglo, me vienen a la memoria recuerdos de cuando aun era un adolescente que hace que vuelva a revivirlos como si fuese algo todavía cercano y me alegro.

Aunque sean simples anécdotas las escribo y así hago "gimnasia mental" muy recomendable - dice quién entiende de eso - a mi edad. Por ejemplo; viendo la televisión, un programa de televisión dedicado a los animales de compañía me hizo recordar que en casa de mis padres, en el pueblo, siempre tuvimos perro y alguna vez creo que hasta dos. Pero de entre todos, tuvimos uno pequeño de raza desconocida muy dócil y querido por toda la familia. Le llamábamos "kuki". Tenía el pelo de color paja con el hocico y las orejas negro y una lista en el lomo y buena parte del rabo también oscuro. Muy casero pero un poco golfo. Le gustaban las hembras y golfeaba hasta donde podía, ¡pues era tan pequeño...!.

 Gatos también los hubo y casi siempre mas de uno. Los gatos prefieren tener mas independencia que los perros. Y aunque aceptan menos caricias que éstos, se les quiere porque son muy útiles en las casas de labradores, generalmente de planta baja. Y es que en los amplios patios, el corral donde se guarda la leña, el pajar, el granero, .... son espacios donde suelen aparecer crias de ratones constantemente y los felinos, desde pequeños, ejercen las funciones del mejor raticida no contaminante.

 Ya casados y con un bebé, en nuestra primera vivienda, tuvimos un hermoso gato blanco y negro que atendía por "Manolo". Este gato, además de agradecer las caricias que recibía de todos nosotros, como tenía una inteligencia brutal, cuando nos íbamos a dormir desaparecía sigilosamente y poco antes de amanecer regresaba con sus "necesidades" cubiertas, se posaba en el poyete de la ventana de nuestro dormitorio y se ponía a maullar para que le diésemos entrada. Como yo tenía que madrugar para ir al campo, él reemplazaba al despertador. Le abría la puerta y después de "ronronear" entre mis piernas a manera de agradecimiento, como había velado toda la noche, se acomodaba a los pies de la cuna donde dormía nuestro niño y emocionaba verles dormir a los dos.

 Un día desapareció y no le vimos mas. Su ausencia nos costó aceptarla incluso hizo que derramásemos alguna lagrimilla.

Ya no tuvimos otro
CATEGORÍAS:
4 jun. 2013

GANARSELO ES OTRA COSA



Cada vez que se da a conocer lo que "ganan" nuestros gobernantes y políticos en general con el cargo, o cargos, que cada cual desempeña, viendo tan sabrosas cantidades hay gente a la que inevitablemente se le eriza el bello.  Se habla de sueldos, complementos y sobresueldos, que en tiempos de crisis económica como la que estamos sufriendo, significa una ofensa brutal a la decencia humana. Y no digamos la irritación que produce la publicación de ese tipo de "bicocas" por varios conceptos como; dietas, "plus de asistencia", "gastos de representación", viajes, comidas, y quién sabe cuántas cosas más. . .

¿No sería mas adecuado si dijesen lo que cobra o percibe cada uno de ellos, en vez de decir o que ganan?.

Un buen y viejo amigo mío, ejerciendo de gerente en una gran Empresa de cerámica, con una plantilla de  varias decenas de empleados, me explicaba que en algunas ocasiones contrató gente que, tras explicarles en qué consistiria su trabajo, antes de firmar el contrato le preguntaban:

-   ¿Cuanto voy a ganar?.

Mi amigo, antes de contestar, se mantenía unos segundos en silencio para decir después:

-     Mire usted, ahora no le puedo responder a la pregunta que me hace.  Sí puedo decirle que si le inresa el trabajo que le ofrezco, usted cobraría lo que marque la ley.  No obstante - añadía - mi intención es que la empresa le pague mucho mas de lo que es el sueldo base aunque, para cobrarlo, primero tendrá que demostrar que se lo gana.

Aplicando esa misma filosofía al ámbito político y por tanto público, la cantidad que se paga a tanta gente, las fraudulentas comisiones que cobran los desaprensivos "personajes" que se van conociendo día tras día, y la constante e imparable huída de capitales, sumado todo ello, la cifra seria poco menos que astronómica.  Y en un régimen democrático como el nuestro, si la justicia actuara con la imparcialidad, rigor y la diligencia con la que debería de actuar, con buena parte de esos dineros, muchas de las carencias - si no todas - de las que tienen los ciudadanos de a pie, se remediarían.

Por tanto, resulta cuando menos curioso conocer que políticos como por ejemplo la señora Alicia Sánchez Camacho, presidenta del PPC (doy su nombre porque ella misma acaba de hacerlo público) cobran tanto como cobran por ocupar varios cargos al mismo tiempo y todos graciosamente  remunerados.  La cantidad exacta no la recuerdo.  Pero creo que euro arriba o euro abajo es 15 ó 20 veces mayor de lo que cobra  de media   la gran mayoría de asalariados de nuestro pais.  Y lo que resulta mas feo aun es, que ésta señora declara todo lo que "gana" cuando la ministra de empleo, confabulada con el gobernador del BCE, acaba de insultar a los millones de desempleados (creo que a toda la sociedad) diciendo que "para salir de la crisis, quienes encuentre trabajo habrá de aceptarlo por un sueldo inferior al salario mínimo establecido.

¡Qué morro, PD!





















CATEGORÍAS: