27 feb. 2013

El dinero tiene color



El comportamiento de los ciudadanos corrientes respecto de la manera de desenvolvernos en una sociedad de consumo desmedido, como es la nuestra, donde al dicho. "Tanto tienes, tanto vales" podríamos añadir el de: "Tanto crees que tienes, tanto gastas", es una actitud que suele socorrerse en tiempo y lugar del sistema político dominante.

Para la gente trabajadora, con o sin especialidad profesional reconocida, que necesita buscar cómo aumentar sus ingresos ejerciendo el pluriempleo, aprovechando su tiempo libre, y cumple los compromisos que adquiere con quién le ofrece esa posibilidad, el color del dinero  (blanco o negro) que reciba por su trabajo significa mas bien poco. Es la cantidad y no el color lo que importa, ya que cada cual tiene sus necesidades y el objetivo fundamental sería cubrirlas.

Pues aun no queda tan lejos cuando infinidad de trabajadores asalariados teníamos que recurrir -insisto- al generalizado y permitido pluriempleo, para sumar unos "durillos" y ahorrar, si se podía, algo para cubrir imprevistos incluso para el día de mañana.

Invertir el tiempo libre ejerciendo tareas de; acomodador de cine o teatro, plazas de toros o campos de deportes; botones de hoteles y camareros en bares y restaurantes, ventas a domicilio y cobros de recibos, solían ser los trabajillos mas habituales.  Y todo ello realizado  en horas libres, días festivos y fines de semana.  Lo que nos privaba a muchos padres de disfrutar de nuestros hijos, y a éstos de recibir el calor paterno tan necesario sobre todo durante la infancia.  Pero eso formaba parte del alto precio que hubimos de pagar quienes padecimos esa necesidad.

Cosa distinta es, sin embargo, cuando ese dinero de color obscuro se obtiene a través de "comisiones ilegales", "tráfico de influencias" o en la "compra de voluntades" a quienes se preste y a precios y cantidades inconfesables.  Pues igual el origen que el destino de ese dinero negro son tan confusas que cuesta localizarlos.  Y es que si conviene se cambia de escondite o se lava, ya que gente especializada en ocultación y blanqueo nunca falta.  Con solo ponerlo en manos (garras diría yo) de ávidos asesores fiscales, banqueros agentes de bolsa - al margen de que existan grupos u organizaciones clandestinas - bastaría para burlar al fisco y hacerlo rentable eludiendo impuestos.

Con todo, menos mal, suele ser frecuente ver  a personas de las conocidas por honorables igual en política, que en los ámbitos empresarial y financieros, sentadas el el banquillo de los acusados, por cometer muy graves delitos.  Son tantos los nombres que se están citando en estos últimos tiempos como "presuntos" delincuentes, que algo tendrá que hacer la justicia para dar solución al problema antes de que el clima se enrarezca mas de lo que está y el ambiente se haga  I-RRES-PI-RA-BLE.

Esperemos que quienes delinque reconduzca su conducta y si es el caso, según la importancia del delito cometido, actúen los tribunales e impongan las penas que corresponda.  Los  ciudadanos honrados que aun son la inmensa mayoría, lo agradecerán, sin la menor duda.











CATEGORÍAS:
24 feb. 2013

MALESTADO DE LA NACIÓN

Como este día no tenía los ánimos al completo para tragarme los discursos sobre el "estado de la nación", me limité a escuchar algo de lo que leyó y dijo el presidente del gobierno y parte de las réplicas que le dieron el jefe de oposición y los líderes de los demás partidos con representación parlamentaria. La razón de mi escaso interés no es otra que la de sospechar que se diría mas o menos lo que se viene repitiendo hasta la saciedad y eso ya cansa.

 Esperemos que el año que acaba de comenzar no sea tan malo como predicen nuestros socios europeos, se teme la oposición y nos preocupa a todos, yéndose al garete la poca esperanza - si alguna queda - de que mas pronto que tarde se note una mejoría notable. Que el 2013 sea, como prometen los gobernantes actuales, algo mejor que el anterior. No es mi intención disgustar a nadie con esta simulación de análisis y mucho menos aguar la fiesta a esos millones de ciudadanos de bien que con su voto abrían las puertas de La Moncloa a los actuales inquilinos. Ni mucho menos. Estoy convencido de que ellos lo hicieron por creer que así librarían al país de la pandemia que ya afecta a mas de media Europa.

 Es que el programa con se presentaba el partido que resultó ganador era tan prometedor (nunca mejor dicho lo de prometer) que si se cumplía mínimamente, hasta los votantes de izquierdas lo hubiésemos celebrado. Pero no ha sido así (¡quién lo iba a decir!) ya que en todo este tiempo se ha hecho todo lo contrario: donde prometían menos paro, hay mas; que subirían las pensiones y las han bajado; que bajarían los impuestos y los han subido; que se mantendrían los servicios sociales y prácticamente han desaparecido,...

 Ya se sabe que de lo que haga o deshaga este gobierno, ni para mal ni para bien, sus partidarios no tienen la culpa. Solo que se equivocaron de papeleta al elegir. Pues transcurridos catorce meses desde ese día, en la primera sesión sobre el estado de la nación, el señor presidente en un discurso impecable - dicen los que entiende de esto - nos despacha con que los ajustes (el pueblo le llama recortes) están comenzando a dar su fruto en forma de buenos resultados. ¡Ojalá!. Que al final de este año estaremos mucho mejor que ahora, porque habremos cumplido con el objetivo del déficit que nos ha señalado la UE. También por haber tenido la valentía de ignorar lo que prometieron en campaña electoral y hacer lo que al país le convenía. Con lo cual se podrán bajar los impuestos, crear puestos de trabajo y no se cuántos logros más. Sin embargo, los ciudadanos, como vivimos la realidad de la calle y desconfiamos hasta de nuestra propia sombra, tras oír tan halagüeño pronóstico, no sabemos si esos "buenos resultados" consisten en ver - como se está viendo - que cada vez el número de desempleados es mayor; que cada día hay mas familias que pierden todo lo que tienen y comen gracias a los bancos de alimentos, a las ONGs y a los comedores sociales. Eso sin contar a la gente que sobrevive con lo que encuentra en los contenedores de la basura.

 Para muchos españoles, al margen de lo que nos cuenten los gobernantes de turno, el "resultado" de la política que se está haciendo son los millones de ciudadanos manifestándose en las calles, descontenta por el maltrato que recibe por parte de quienes cobra para defender sus intereses y velar por el bienestar general de la población, sean de tal o cual partido. Toquemos madera los que aún no estemos en situación tan delicada, pero no miremos para otro lado como si esto no fuese con nosotros.
CATEGORÍAS:
18 feb. 2013

DEMOCRACIA A LA ESPAÑOLA


Aunque de esto hace ya un montón de tiempo, con un gobierno de UCD presidido por D. Adolfo Suárez, cuando tantos españoles nos frotábamos las manos mirando hacia un futuro que soñábamos alcanzar algún día y no llegaba nunca, en uno de los primeros plenos del Congreso de los diputados en que se tramitaba a actualización de leyes o disposiciones laborales, una de las "señorías" de la oposición, respondiendo a las desorbitadas alabanzas que el gobierno dedicaba a los nuevos empresarios de los años sesenta-setenta, aquella destacada "señoría" - repito - casi silabeando las palabras dijo: ¡ Los empresarios que usted defiende con tanto entusiasmo, señor ministro, la mayoría de ellos se comportan como vulgares delincuentes !. Y no se imaginan ustedes  el pataleo que se produjo en los escaños ocupados por la derecha (que se supone que es la gente educada en colegios de pago) reprochando lo que entendieron como una salida de tono sin fundamento ni justificación.

Es mas, se vio que lo tomaron como una grave ofensa, un  insulto diria yo, dirigido a un amplio colectivo de ciudadanos acomodados economicamente, que creían disponer de medios materiales suficientes para modernizar el país quitándole la roña acumulada durante casi cuarenta años de dictadura opresora y caciquil franquista.  Yo también - no tengo por qué negarlo - al verlo por televisión y leerlo en el periódico, puse el grito en el cielo imaginando la que le caería a este diputado por no controlarse y proferir tan desafortunado calificativo a la clase empresarial.

-    Así no - me dije al oírlo -. Creo que con esos malos modos no se va a ninguna parte. Habrá que moderar el lenguaje si queremos reconciliarnos y llevarnos bien.

Sin embargo, ahora, pasadas tres décadas y con los múltiples casos de corrupción que están saliendo a la luz día sí y otro también  (y que a nadie está dejando indiferente) se demuestra que aquella destacada "señoría" en el fondo tenía algo de razón. Ya se que sería injusto decir que todos los empresarios delinquen.  Pero visto cómo funcionan las instituciones, igual públicas que privadas, y el desmedido enriquecimiento de sus altos directivos, la lista de nombres implicados en tan salvaje  y parece que irreversible descrédito de las mismas en nuestro país, el repertorio sería interminable.

Uno de los casos mas sorprendentes y vergonzosos lo acaba de protagonizar el "ínclito" y penúltimo presidente de la patronal CEOE, quién después de haber gozado de absoluta confianza por parte de las mas altas instancias de la administración, persona distinguida por parte del Gobierno, ¡ Quién lo iba a imaginar ! .......  está en la carcel por "presunto" malhechor, como pasó con Mario Conde, Luis Roldán, Javier de la Rosa y otros de su misma estirpe.

Algunos - todavía en calidad de aspirantes - entre ellos hay políticos, profesionales liberales, ejecutivos de grandes empresas (el mismísimos vicepresidente de la CEOE y patrón de patronos de la patronal madrileña, por ejemplo), banqueros, prohombres de la industria inmobiliaria ..... que aunque con trampas o marrullerías legales - dirán sus defensores - eludirán la prisión como castigo por sus desmanes, aunque se empeñen no se librarán de pasar a la historia del empresariado por truhanes sin escrúpulos, destrozados moralmente y ahogados en el excusado de su propia porquería.

A todo esto, ya se verá cómo acaban los casos "Nóos (Urdangarin); Bárcenas y los sobresueldos a sus "cómplices" (presuntos, eso sí) y el embrollo del matrimonio Sepúlveda-Mato, o lo que quede de ello.  Casos que, por lo que se nos cuenta, tienen visos de ser extracomunales.  Ya se verá.

Si el Gobierno elegido por mayoría absoluta no lo corta todo esto de una puñetera vez, y esto lo añado yo, no sería extraño que la gente deduzca que el hambre  y la desesperación de tantas familias decentes incluidos los recientes suicidios por culpa de los deshaucios, se debe al "latrocinio tolerado" de tanto sinvergüenza.
¿O no?.




















T
CATEGORÍAS:
13 feb. 2013

Es mucho lo que huele a podrido



Alguna vez hablé de la inconveniencia de publicar según qué noticias sobre corrupción, para no encolerizar inutilmente a la población. Entiendo, no obstante, que estamos viviendo una etapa tan desconcertante e insegura, que se necesita conocer si la crisis que nos agobia se eterniza, o hay que ser paciente y esperar hasta el final de la legislatura, hasta el 2015, para que se nos diga - aunque sea mintiendo - cuándo y cómo saldremos de ésta cruel y prolongada agonía.

Tengo un vecino, profesor de IES, jubilado, que cada vez que nos vemos le gusta hablarme de política y sobre todo del pestilente hacer de los gobernantes. Hoy nos hemos encontrado y tras saludarnos me dice: ¿Lleva usted prisa?.

-    No, solo voy a la relojería que hay aquí, al lado - le respondo - para que le pongan pila al reloj, que se le debe haber acabado.

-    Ah, pues le acompaño y así nos damos un paseo y hablamos. . .

-   ¡Cómo estará España - comienza diciéndome - que los partidos políticos mayoritarios intentan ponerse de acuerdo para no robar!. Mire usted las frases que me he anotado esta mañana, extraídas de otros tantos artículos de opinión en un mismo periódico:  "La ignorancia de las masas es la fuerza principal de los gobernantes".  "Resulta extraña la ligereza con que los malvados creen que todo lo que hagan les saldrá bien".  "El juez de la Audiencia Nacional pregunta a fiscalía anticorrupción, si procede investigar la contabilidad del partido en el gobierno".  "Donde no hay justicia es muy peligroso tener razón".  "Una diputada del PP exige a su presidente el listado de los sobresueldos en dinero negro".  "El Tribunal Constitucional zanja la batalla del euro por receta médica, al suspenderlo como hizo en Cataluña". . . .  He anotado algunas mas, de parecido significado, pero no vale la pena seguir.

-    Ah, por último, vea lo que dice esta otra nota que he cogido de otro diario:  "La señora de Cospedal alega que las urgencias médicas nocturnas, en Castilla La Mancha, se cierran porque son un despilfarro".  Y a continuación puede leerse la respuesta que recibe: El Jefe de urgencias médicas niega que su equipo decidiera el cierre de las mismas".  ¿A usted qué le parece?.

-     Qué voy a decir, que me parece muy mal lo de esta señora.  Yo soy de origen Castellano-Manchego y en la comarca donde nací los pueblos son grandes y alejados unos de otros.  Por tanto, la distancia para desplazarse al centro de asistencia médica mas próximo, en casos de suma urgencia, ofrece mayores dificultades.

Los dos nos quedamos con ganas de continuar hablando, pero era tarde y hubo de dejarlo para otro día que nos juntemos en el paseo del parque con otros amigos, ya que así la charla será mas animada, porque en el grupo las opiniones son diversas.  Y como temas no van a faltar, . . . . pues eso.
Seguro que hablaremos del tal Barcenas, del todavía duque de Palma, del directivo de la CEOE y otros. A ver si entre todos sacamos en claro de donde viene, o nace, la crisis y quienes son los culpables.  A ver . . .





CATEGORÍAS: