30 ago. 2012

ACOBARDADOS



No recuerdo si eran las últimas horas de aquél día o las primeras del siguiente. Tampoco recuerdo si estábamos en mayo o en junio. Era, eso sí, el año 1938 a unos diez u once meses para el final de la guerra civil (1936-1939).

       -  Adios, hijos míos! -oímos decir a nuestro padre por una de las ventanas de la alcoba que daba a la calle (nuestra casa era de planta
        baja) cuando se dirigía a la estación de ferrocarril donde, junto a otros de su mismo remplazo, cogería un tren que les trasladaría al
         "frente" a donde habían sido destinados-.

Nosotros, los cuatro hermanos que éramos (digo "éramos" por haber fallecido uno) seguramente llorando como nuestra madre, pronto nos quedaríamos dormidos. Ella, sin embargo, con la valentía que suelen derrochar ante la adversidad todas las madres, pasaría la noche en vela sin dejarnos solos. Y si nos oía gimotear diría en voz baja: "No lloréis, hermosos míos (lo de "hermoso mío" era muy suyo y le salía del alma). Vamos a confiar -de rezar sabíamos poco- en que a padre no le pase nada malo y venga pronto".
Por la mañana del día siguiente, a los dos mas pequeños les dejaría dormir sin límite de horario y a los dos mayores nos despertaría para irnos a la escuela. Ella, con honda pena pero resignada, atendería las labores de la casa como cualquier otro día, ya que era lo mejor que podía hacer para no deprimirse.  Tiempo tendría para decidir lo que hacer en el campo -pensaría- y si podríamos hacerlo solos o no.  Pues con catorce y doce años, que era nuestra edad, habíamos hecho poco mas que jugar e ir al colegio.

Ahora, transcurridas ¡mas de siete décadas! viendo los abusos que sigue cometiendo el poder, la galopante corrupción que nos invade y el aumento de la precariedad e insolvencia en que se desenvuelven gran número de familias, sin que la edad nos haya excesivamente  pesimistas, a mi manera de ver, es para temerse lo peor.

       -  Papá ¿qué te pasa?. Llevo un poco tiempo observándote y te encuentro triste. -Me decía hace pocos días mi hija-. ¿Es que os falta
        algo?.

        -  No, por Dios. Tú sabes que lo tenemos casi todo. Y tanto cómo "triste"..... qué quieres que te diga?.  Pero muy preocupado sí  
         estamos.  Pues con lo que está ocurriendo en tantos países de nuestro entorno y viendo la ineptitud manifiesta de los gobernantes
         para evitar la ruina que amenaza a tantos pueblos, es para temer que ocurra lo peor.

         - Y según tú, qué  es "lo peor"?.

          - Mira hija, si los que sufrimos tanto como nosotros, de jóvenes, para conformar nuestra personalidad lo tuvimos difícil, ahora,
             cuando tanto se habla de libertades, innovación, desarrollo, de progreso en general, las generaciones mas tiernas -me temo- no
             lo vais a tener mucho mas fácil.
             Ese es mi miedo.




CATEGORÍAS:
27 ago. 2012

REMEMORANZAS (Sabores y olores que calan hondamente)



Al llegar mediados de agosto, esas fechas que marcan el final del verano y el comienzo del otoño, por tradición, Tomelloso regala a sus vecinos una semana de Ferias y Fiestas a celebrar sin limitaciones de ningún tipo. Pues igual jóvenes que mayores, hombres y mujeres, hijos naturales y adoptivos, ricos y pobres... todos suelen dar rienda suelta a sus aficiones y caprichos en un ambiente parrandero y sin deberes, excepto los feriantes que tienen que trabajar de lo lindo.
Quizas que sean éstas las fiestas mas añoradas por los "tomelloseros ausentes" sobre todo aquellos que por motivos ajenos a su voluntad se pierden disfrutar del bullicio y las alegrias que comienzan con los fuegos artificiales (la pólvora) en la inauguración y duran hasta la traca final. Y me refiero a los "ausentes" porque soy uno de ellos y a pesar de la distancia en kilómetros, con mi esposa que también es tomellosera, he faltado pocos años a tan confortable visita.  Siempre atraídos por instinto familiar y patriotero, pero tambien por gusto de participar, junto a nuestros amigos de siempre, del jolgorio que se forma entre música para todos los gustos, voces-reclamo de los feriantes, así como el ensordecedor ruido que producen los distintos carruseles en constante funcionamiento. También tiene su encanto -para qué negarlo- la mezcla de sabores y olores que reportan los fritos como son: churros y buñuelos, patatas, cortezas o los rosquillos de anís para golosos. La emanación de vapores de los asados en plancha o barbacoa tales como: morcillas, chorizos, morro, pechuguitas de pollo y codornices. O el efecto tostador con almendras, avellanas, garbanzos, polomitas de maíz, y otras chucherías. Ese coctel de olores y sabores le dan un toque de mayor alcance a las fiestas.
Nosotros, como muchas veces hemos alargado la estancia mas allá de los dias de ferias y la vendimia ha comenzado, percibimos los olores del primer mosto y del orujo en plena fermentación, que mezclado con el olor a pan tierno de las tahonas y los vapores que exhalan las buñolerías, la simplificación a tres del pupurri con que se ha "obsequiado" esos días festivos, hace que el olfatómetro funcione con mayor precisión incluso advierta del alívio que ello supone tras el hartazgo de tantos excesos.

Ah, sobre el mosto y los buñuelos, recuerdo con infinito cariño y "pelín" de añoranza -no me importa confesarlo- que durante la vendimia en el jaraíz de casa de mis abuelos paternos, para el almuerzo, extendíamos una rosca de buñuelos en el canalón por donde corría el mosto del prensado y una vez empapados estaban riquísimos. Además nos servía para reponer energías y darle a la pala, al volante de la destrozadora  o al brazo de  la misma prensa, con la fuerza que requiere esa clase de trabajos.
Ahora, después de pasar tantos años, aún me pregunto: ¿por qué algo tan simple cala tan hondo...?
La respuesta puede imaginarse, pero como diría cualquier ecologista: "Es así de simple, porque es natural y a la vez muy sano".
Sencillamente.




CATEGORÍAS:
13 ago. 2012

¡¡¡ A LOS TOROS !!!

Cuando he leído que el ministro de Agricultura y Medio Ambiente está en una corrida de toros acompañando al Rey mientras nuestros bosques arden por los cuatro costados y las llamas acaban de llevarse por delante la vida de unas personas que luchaban contra ellas y decenas de familias huyen para no correr la misma "suerte" y este ministro se escusa con que está allí por mandato de presidencia del Gobierno, no he podido evitar que la indignación me cale hasta los huesos, como si acabara de cogerme, sin cobijo ni paraguas, una lluvia torrencial. Así que para deshelar la sangre y desahogarme no tenía nada mas a mano que este espacio.  Aunque lo que este humilde mortal diga no despierte en quién lo lea el mas mínimo interés. También lo comprendería.
Pero ya puesto, admitiendo mi ignorancia respecto a las obligaciones ministeriales, como ciudadano de éste pais y muy preocupado por la penosa actitud de algunos de nuestros gobernantes -realidad que se comenta con excesiva frecuencia y a los cuatro vientos- siendo los mismos que prometieran hasta la saciedad gobernar España "como dios manda", desde mi ignorancia -insisto- me hago las siguientes preguntas:

-  ¿Es este ministro quién, después del desastre administrativo con gobiernos socialistas, volvía para poner las cosas tan en orden como él mismo las dejara cuando pasó aquello de las vacas locas...... por ejemplo?.

Si al Rey, por orden de presidencia -según el mismo Arias Cañete- le ha de acompañar siempre un ministro, vaya donde vaya:

-  ¿No sería mas apropiado que al Monarca  le acompañe el ministro de Cultura que tendrá a todo su Ministerio de vacaciones y además siendo los toros, cómo son ahora,  un espectáculo declarado de interés cultural?......

Por otra parte -según parece-  las competencias en materia forestal las tienen asumidas las Comunidades Autónomas y por tanto  son éstas las que deben coordinar los trabajos contra incendios y facilitar los medios suficientes para realizarlos con el menor riesgo posible. Y si esto es así:

-  ¿Por qué éste señor dice que está con el Rey enviado por Presidencia, sabiendo que la gente puede pensar que si está allí es porque le gustan los toros?.......

Ah, aunque no es mi propósito polemizar con nadie, si alguien tiene respuestas convincentes que yo no alcance a ver, puede expresarse con absoluta confianza. Pues no deja de ser -por mi parte- una simple opinión.

Saludos.





CATEGORÍAS:
6 ago. 2012

De carne y hueso

Hay personajes que aunque parezcan de porcelana, hechos con pasta de cartón, plastelina o látex, resulta que no. Que son de carne y hueso como los demás mortales; con carácter, con sentimientos, con aficiones, también con vicios, que según en el ámbito en que se mueven, si se  dejan llevar, encuentran acomodo incluso en la tele.
Que Belén Esteban -por acogerme al personaje que no deja de estar de moda- sea "copresentadora" (lo dice ella) de un programa de entretenimiento en televisión  y que el "personaje" que ésta mujer ha sacado de sí misma sea acreedor al título de Princesa del Pueblo, para la cadena o canal que la ha contratado y proyectado incluso para ella misma no deja de ser un éxito. Pues no se olvide que las audiencias mandan y mientras su imagen y sus maneras interese a la gente seguirá en plantilla, ya que son los mismos intereses a defender por ambas partes.
Otro tanto ocurre con "Anita La Fantástica" (a la Obregón me refiero) persuadida de saber manejar y administrar sus propias fantasias a la hora de exhibirse. Claro que ésta, con sus a veces excéntricos episodios, se desenvuelve a un nivel mucho mas lustroso que el de La Esteban, sin que ello signifique que la Belén sea culpable de no haber recibido formación en mejores colegios. La Obregón es bióloga -también lo dice ella- y La Esteban a muy temprana edad tuvo que trabajar para ayudar en casa. Lo destacable es que ambas usan sus habilidades personales para acumular simpatías y antipatías, que en definitiva es de lo que se trata,  sea para bien o para mal.
Pero al margen de que sus "personajes" gusten mas o gusten menos, lo cierto es que tanto Belén como Ana con su particularísima actitud no hacen daño a nadie ¡ni queriendo!. Ellas dos -por lo que se ve- disfrutan con lo que hacen y al mismo tiempo consiguen mantenerse en el "candelabro" -cómo diría aquél- para gozo de sus fans.
Sin embargo hay otro personaje mas reciente, también mujer, hija de . . . . . su padre y su madre y de Castellón, "señoría" en el Parlamento de la nación, que se ha convertido en un "personaje perverso" por desear y decir en voz alta "que se jodan" cuando el señor Presidente del Gobierno anunciaba que "sin querer, se veía obligado a acortar los plazos incluso a recortar el mísero subsidio que por derecho reciben los desempleadaos".
Confieso no ser tele-adicto  aunque tampoco reniego de la "caja tonta" como harán otros. Pero el rato que la veo, prefiero tragarme las historias (miserias incluidas) que nos endilgan los personajes citados en primer lugar, antes que oír al tercero insultar brutal y despiadadamente, con intención envenenada, a quién la crisis económica actual está arrastrando hacia el pasto del hambre. Lugar al que podemos ir muchos más si es que antes -¡Dios lo oiga!- una mano generosa no lo remedia.


CATEGORÍAS: