24 jun. 2012

Excesos

En plena resaca por la extraordinaria cena verbenera de "La Nit de Sat Joan", reflexionando sobre cómo es posible que hagamos esa clase de  excesos gastronómicos, sin reparar en las consecuencias que pudiera tener incluso para la salud, aunque algo mas tarde de lo acostumbrado y me dispongo a tomar mi cafe con leche y mis cinco galletas, tipo "marias", como también es costumbre. Mientras tanto, echo un vistazo a la prensa diaria y doy con una noticia que habla de lo mismo que yo estaba pensando esta mañana, pero con una dimensión infinitamente mayor.
Se trata de un estudio que ha hecho la Escuela de Higiene y Medicina Tropical (EHMT) de la Universidad de Londres, donde dice que;  sobre la báscula, la humanidad pesaría 287 millones de toneladas, de las que 15 millones son sobrepeso. Teniendo en cuenta -razona el estudio- que las personas obesas necesitan mas energías para moverse y por tanto mas comida, solo con el arroz, los cereales, la leche y la carne que consumen de más los gordos/as, solo en Estados Unidos, se podrían alimentar 22 millones de personas al día. Y dice mas; en todo el mundo son 111 millones de seres humanos los que podrían comer, si no hubiese gordos en ninguna parte.
A éste mortal que suscribe, es decir, a mi mismo, que rebaso mi peso normal en 6 ó 7 kilos de nada, tocado de amor propio me he prometido reducir la cantidad de los alimentos, comer solo lo que crea necesitar para quitármelos de encima, sabiendo que no me será nada facil teniendo a mi esposa que es la que guisa en casa y todo lo que hace lo hace tan rico, rico, como pueda hacerlo el cocinero de la tele.
Me resultará difícil -insisto- pero de todos modos, lo intentaré. Y si lo consigo, prometo hacer campaña para que cunda el ejemplo.
A ver...

CATEGORÍAS:
21 jun. 2012

No debiera cundir el pánico.

Con la incertidumbre, el desasosiego y por qué negarlo, el miedo a todo lo malo que está generando la maldita crisis económica y también política en los países de mas de medio mundo, aparecen noticias que no deberían publicarse. Por ejemplo; las cantidades de escándalo que perciben en concepto de indemnización y las millonarias pensiones que dicen cobrar algunos altos cargos de grandes Empresas, públicas o privadas, incluso de Cajas de Ahorros y Bancos ¡aun cesando por haber hecho mal su trabajo! creo que sería mejor no conocerlas.
Que a los ciudadanos de a pie se nos diga que seamos austeros, que no gastemos mas de lo que podemos gastarnos, que comamos un poco menos de lo que comíamos hasta ahora, que calcemos y nos vistamos en mercadillos en vez de ir de tiendas y comprarnos ropa y calzado de marca, que renunciemos a ciertos placeres para evitar malos hábitos, etc. Esa larga cadena de consejos, mas que una recomendación obligada por las circunstancias, parece una advertencia como si los culpables de esta ruina fuésemos solo nosotros. También se nos insiste en que sigamos apretándonos el cinturón para no dejar caer los pantalones por su propio peso. Lo cual tendría algún sentido si nos lo apretásemos todos, excepto aquellos que ya viven al límite, sin esperanza de conocer tiempos nuevos de "vacas gordas" que según los que entienden de esto van a venir. Aunque me temo que esa gente desahuciada, que lo ha perdido todo, no tendrá tiempo de recuperarse.
Y si digo que hay noticias que no deberían darse, es porque muchos no quisiéramos oírlas para no enfermar. Pues estando abocados a que media España se vea bajo el umbral de la pobreza, no es justo (mas bien insultante) que ciudadanos con cargos directivos, con poder, se aseguren una vejez de lujo, sin importarles si se llevan por delante los ahorros de un montón de gente humilde, profundamente honrada, que además ha confiado en ellos. Entre esos mandamases (me niego a llamarles señores) como es el caso de Rodrigo Rato, Presidente de Caja Madrid, por estar dos años, es decir un rato (valga la redundancia) malgestionando la Caja y la nueva institución que se sacaron de la manga, Bankia,  hasta dejarla en cueros vivos, ¡acaba de renunciar -dice la nota- a los caso 2 millones de euros que le corresponden en concepto de indemnización!. Lo que significa que este político "ejemplar" y experto en el manejo de dineros ajenos, que encima ha tenido años en su poder las llaves de las arcas del Estado, ahora se le cesa por mal gestor y se le indemniza con una cantidad que junto a los sueldazos que habrá cobrado desde que se metiera en política, se asegura una vejez en morada de oro. Y citaré otro caso aun mas reciente; Un exdirectivo de Bancaja (en éste caso no se da el nombre) renuncia a 6 millones de los 14 que tiene de jubilación.  La inmensa mayoría de trabajadores españoles que han cotizado a la Seguridad Social durante mas de media vida, ahora, a la vejez, perciben una jubilación de miseria y aun se le congela por creer que eso es mucho cobrar.
Esperemos que no cunda el pánico y los políticos que hayan de relevar a los actuales, sea gente mejor preparada y mas honesta, que trabajen para que sus hijos no vivan peor de cómo viven sus padres y mucho menos tan mal cómo vivieron sus abuelos.  
Esperemos. . . . .


CATEGORÍAS:
16 jun. 2012

Gozar de tiempo libre

Cuando yo era un jovenzuelo sin vicios adquiridos, ni grandes ni pequeños, recuerdo que en mi pueblo (Tomelloso) lugar de La mancha rústica de entonces, los vecinos de clase media baja (pichuleros se les llamaba porque cultivaban ellos mismos sus propias tierras) eran mayoría dado a que el minifundio funcionaba y estaba muy extendido. A la otra gente, la mas pudiente por sus saneados patrimonios, se les encuadraba en el grupo de los ricos y fuertes. Y tanto unos como otros, cada cual solía tener su grupo preferido de amigos con quienes juntarse y compartir charloteos.
Los citados en primer lugar, los "pichuleros", los domingos por la tarde y días lluviosos (de temporal se decía) la pasaban jugando a cartas, sin jugarse nada, el truque y la brisca eran los juegos preferidos, al calor de una buena lumbre de cepas, con su lebrillo de zurra hecha con vino cogido directamente de la tinaja y alguna chuchería para hacer boca.
Los otros los de mejor posición económica y por tanto de clase superior, se reunían en el Hogar del Productor que era un Casino donde solo admitían socios. Se tomaban su café y su copa, generalmente de coñac, ya que algunos eran propietarios de marcas autóctonas muy reconocidas, hacían su partida de billar, echaban un vistazo a la prensa del día o pasaban el rato contándose batallitas, aunque muchas de ellas fuesen inventadas. El caso era pasar la tarde lo mejor posible y quedar emplazados para el siguiente encuentro.
Al Hogar del Productor, como Casino, también acudían profesionales liberales en activo o retirados como, médicos maestro, veterinarios, farmacéuticos, administradores de fincas, etc. Y alguna de ésta gente, como por su trabajo salia poco al campo, aprovechando las tardes de sol, cuando los días comenzaban a alargar, se organizaban e iban a merendar a las afueras con preferencia a cualquier huerta de las que había en los alrededores del pueblo. En las primeras tardes de sol, cuando la recogida de las habas tiernas, tan dulces y apetitosas, la merienda consistía en unos lomos de bacalao "inglés" crudo, salado, que en contraste con el dulzor de las habas tiernas resultaba ser un plato delicioso, que remojado con buen vino,  puesto a refrescar previamente en el hueco de la noria por donde corre la cadena de canjilones que elevan el agua a la superficie, lo hacía aún mejor.
Mas adentrados en el verano y con tan ricas verduras como se cultivan y producen aquellos pagos; tomates, pimientos, pepino, cebolla tierna, todo bien picado y mezclado en una cazuela de barro, aderezado con aceite de oliva, un chorreón de vinagre, sal, comino machacado, enriquecido con atún en escabeche, aceitunas preferentemente negras y unas rodajas de huevo duro por encima, además de fácil de hacer, el resultado es una "pipirrana" para chuparse los dedos. Aquí se evita lo salado del bacalao y se mete mano a unos choricillos o trozos de lomo de la orza conservados de la última matanza, con lo que este tipo de escapadas se justifican por sí solas. Ahora no se, con tanta modernidad, me temo que aquellos pequeños placeres ya no se den y el modo de ocupar el tiempo libre no sea ni mejor ni peor, pero sí de otra manera.

CATEGORÍAS:
14 jun. 2012

Creyentes, pero.....

¿En qué justicia podemos confiar los ciudadanos españoles, si el propio Presidente de Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y a su vez Presidente del Tribunal Supremo (TS) el tál Dívar abusa desconsideradamente de su poder y encima miente para negarlo?.
Lo malo de todo esto, según lo publicado en esta última semana, es que oficialmente, el Ministerio de Justicia, cuyo titular es el señor Gallardón, y el partido en el Gobierno, el PP, dirigido por el señor Rajoy, mantienen su apoyo al todavía presunto, a pesar de estar encausado por malversación de caudales públicos........


Después de leer algo de lo mucho que se está escribiendo sobre corrupción, en general, por plumas autorizadas en estos últimos días y conocer el comportamiento de éste individuo, en particular, me viene a la memoria aquella vieja y conocidísima afirmación: "Perro no come carne de perro". Con lo cual se demuestra que el corporativismo funciona.


Y en esas estamos hasta que dios quiera, que dicen ellos.
Amén, Jesús.
CATEGORÍAS: