4 sept. 2011

Vivir sin hacer ruido

Aun no me lo explico, pero creo haber sido una persona con suerte. No tanto en lo material, en lo económico, como por el respetuoso trato recibido en los ambientes donde me ha tocado desenvolverme. Y digo que he sido afortunado -insisto- y muy obsequiado moralmente por la gente con la que he ido coincidiendo durante toda mi vida activa, porque, además, creo haber sido favorecido (depositario diria yo) de la bondad de la vida en sí y de esa misma gente que me ha dado sitio en su entorno, integrándome por gusto, o por necesidad, o simplemente por conveniencia. Incluso creo que sin aportar nada importante he sido reconocido (diría que mimado) por los demás sin entenderlo.
Mi vida, como la de tanta gente, tiene la historia que tiene, o me convenga contar de ella, aunque contada carecería de interés, si no fuese porque bajo el "paraguas" de la suerte -vuelvo a insistir- ahora, a la vejez, me permito disfrutar recordando lo que mayor impacto me causara, para bien o para mal, en momentos determinados de mi propia existencia, y aseguro que de todo ello la conclusión en favorable. Los "buenos" considero que son auténticos regalos de la creación ¡cuántos quisieran!... Y los "malos" he tratado de aliviarlos manejando ese dicho popular que aprendí de pequeño que dice: "no hay mal que por bien no venga" y lo consigo.
Entre las cosas buenas que me han sucedido y que mejor recuerdo tengo, aparte de haber nacido y hacerme viejo junto a la esposa que elegí (ahí dudo de si elegí yo o eligió ella) y que ocupa el primer lugar entre todas mis preferencias, tengo hijos y nietos a los que he visto crecer y madurar felizmente.
También, entre lo malo o negativo, debo decir que he sufrido contratiempos de carácter diverso y por fortuna he podido afrontarlos y salir adelante sin que hayan menoscabado mi ánimo en ningún sentido y menos las ganas de seguir viviendo unos años mas, con el ferviente deseo -eso sí- de vivirlos en un mundo mejor. En mundo solidario, donde todos tengamos los mismos derechos y los mismos deberes si fuese posible. Y en el que miles de niños no mueran de hambre antes de cumplir los 5 añitos... a ver si es posible.
Esperemos.
CATEGORÍAS: