24 sept. 2010

entretiempo...

Hablando con nuestro nieto le comentábamos que, cuando su madre (nuestra hija) era pequeña, alguna vez preguntó si nosotros éramos pobres de verdad. Imagino que el motivo por el que la niña preguntaba no sería otro que la simple curiosidad de saber qué signifacaba ser pobre, ya que en casa no teniamos demasiadas ni grandes carencias económicas, dado a que nuestros ingresos por ser asalariados eran suficientes para cubrir las necesidades básicas de cualquier familia trabajadora. Seguramente ella nos habría oido decir que nosotros éramos pobres, es decir, que no éramos ricos y como las monjitas en el colegio, al hablarles de "pobres" se referirían a los mendigos, a los que no tienen nada y viven de la caridad, para despejar dudas sobre lo que nosotros entendiésemos como ser pobres y para saberlo ella no le quedaba otra que preguntarlo. Ahora nos reimos todos cuando contamos ésta y otras anécdotas parecidas.
El nieto, que estudia en la Universidad y algunos días, cuando sale de clase, se pasa por casa y come con nosotros (con sus yayos, dice él) la verdad es que juntos nos disfrutamos los tres. Creo que eso lo hace más por bien a nosotros que por él mismo, aunque dice que las comidas que hace su abuela son tan buenas que, mientras pueda, no se las quiere perder.
Hace unos días pasó y le dimos un poco de dinero para que se comprase algún capricho a su gusto, ya que se le guardaba como regalo de cumpleaños (es lo que solemos hacer con todos incluso por Navidad o Reyes). Aunque no podemos negar que nos lo agradece un montón, él no lo acepta hasta saber que a nosotros no nos hará falta para cubrir nuestras necesidades, sin reparar en si somos, o no, "pobres de verdad" como decía su madre.
Hace unos días pasó a vernos y le dimos -por su reciente cumpleaños- el regalo acostumbrado y el abrazo -también acostumbrado- que al marcharse nos ha regalado él nos ha emocionado igual que ocurría con los besos y los abrazos de su madre al decirle, para tranquilizarla, que no sufriera por que no éramos "pobres de verdad". Que igual humildad que modestia o sencilléz nada tiene que ver con pobreza.
A los abuelos, a los padres ya viejos, dejándonos comentar estas pequeñas anécdotas, se nos hace inmensamente felices.
Hasta otro momento, amigos.
Saludos
CATEGORÍAS:
20 sept. 2010

Uno solo contra muchos

Para superar mi profunda tristeza, por el reciente fallecimiento de SU SEÑORIA Dn. J. A. Labordeta, además de recordar el sencillo y graciso lenguaje castellano-aragonés que solia utilizar en todas sus intervenciones, he recurrido a rememorar aquella increible serie de televisión llamada "Un pais en la mochila", ya que entendí que cada uno de sus capítulos discurría por hermosos lugares de esa España rural que tantos jóvenes (familias enteras) abandonamos por necesidad, o conveniencia, y que no olvidaremos nunca.
Su señoría, José Antonio Labordeta (yo le tenía por un hombre sabio y un poco "loco") en su lento caminar se encontraba con gentes rústicas, la mayoría personas mayores de aspecto cansado que al verle aparecer se venían arriba y celebraban su presencia con gran alegria ofreciéndole calor familiar, lo cual da a entender que para ellos no era un visitante desconocido. En sus conversaciones con esas gentes tan hospitalarias, acogedoras, muchísimos españoles según el lugar que visitara nos sentíamos identificados y más cerca de lo que son y serán siempre nuestros propios orígenes. Este SEÑOR, ya que señor lo era un rato y con mayúsculas, por donde pasaba, aunque le gustara usar el buen humor para no aburrir ni aburrirse, como profesor de Geografía e Historia, las enseñanzas que nos regalaba sobre la vida y costumbres en esos lugares, todas ellas eran realidades auténticas, aunque ahora parezca increible o quiera ignorarse.
Además de verlo yo como un hombre sin dobleces, llano, sencillo, inteligente, de hipócrita o cobarde tendría poco cuando se atrevió a mandar "A LA MIERDA, JODER" en voz alta a quienes desde la prepotencia, la soberbia, intentaban entorpecer una de sus intervenciones en el Congreso de los diputados.
No se si por ser como era, su alma habrá ido a parar al cielo o al infierno, lo que si se está demostrando (haciéndose público) estos días es que -esté donde esté- millones de españoles mantenemos vivo su recuerdo y para su bién pedimos que descanse eternamente y en paz.
Tampoco se si todos somos irrepetibles, Él seguro que sí lo era.
Saludos.
Caoba
CATEGORÍAS:
11 sept. 2010

No todo vale lo que cuesta

El comité de acción social de la Asociación Española Contra Cáncer (Barcelona) del cual formé parte durante años, acostumbraba a reunirse cuando menos una vez al mes, con el propósito de mejorar (enriquecer) el programa de servicio del voluntariado en aquellas áreas donde se creía conveniente introducir nuevos métodos de ayuda a la parte de la sociedad que más lo necesitara.
En una de estas reuniones, como el aumento de cáncer por consumo excesivo de tabaco era (y sigue siendo) tan desesperante, decidimos hacer campaña de información en los colegios, preferentemente IES, para que los alumnos conociesen lo negativo que es comenzar a fumar y en la medida de lo posible concienciarles para no iniciarse a tan temprana edad.
Una vez madurada la idea, a través de las juntas locales de la AECC, se trasladó a las autoridades educativas correspondientes y de forma experimental nos propusimos llevarla a cabo. Y para conocer el efecto que tendría en la población escolar, comenzamos la campaña pocos días antes de celebrarse el Día Mundial sin Tabaco (31 de mayo) en un Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) del Prat de Llobregat. Después de las primeras charlas y ver lo bien que reaccionaban los escolares y lo sorprendidos que quedaban los propios profesores, fueron las autoridades municipales, en combinación con los cosejos escolares de cada Instituto, quienes nos pedian ampliar esa campaña a otros centros. De ahí que durante seis o siete años hayamos mantenido ese tipo de encuentros sin interrupción.
Como el compromiso de impartir esas charlas-colóquio, a pesar de mi voz sin laringe, lo asumí personal e incondicionalmente, ahora me felicito de hacerlo dado a que ello me proporcionó infinidad de satisfaciones a todos los niveles. Todo, en conjunto, merece mi más profundo agradecimiento, por el delicado trato de que fuí objeto en todo momento y la valoración que dieron a todas mis intervenciones.
De entre centenares de cartas de reconocimiento a la labor ejercida esos años, entresaco estas significativas frases:

- ..... ahora estamos más informados y muchos de nosotros intentaremos no fumar. Y si lo hacemos nos acordaremos del mal que hace el tabaco, con lo cual será más facil dejarlo. ... IES, Züurich Schule
Barcelona

- ..... " según la información que me ha llegado, su charla a dos grupos de alumnos del Instituto Salvador Dalí resultó muy interesante. ....."
"Nos gustaría contar con su colaboración y así poder ofrecer esta actividad a otros centros educativos ....."
Area de Servicios a la persona
Ayuntamiento del Prat de Llobregat

- ..... " en la reunión semanal de profesores se valoró su charla como lo más interesante del Día Mundial sin Tabaco. Nos gustaría repetir ésta experiencia en próximos cursos. ....."
Coordinador de estudios IES lo más intere dedeldedel
Badía del Vallés

- ..... " es un auténtico placer, y un acierto, contar con tan interesante y directa información testimonial sobre el efecto tabaquísmo, huyendo de innecesarios vistimísmos, ..... "
Escuela Intermunicipal del Penedés
Sant Sadurní d´Anoia


Como vereis quienes paseis por aquí, soy un privilegiado -quizás que sin merecerlo- a quién el cáncer permitió que huyese hacia adelante y lograra siguir viviendo. Y lo que no haya hecho por voluntad propia, os aseguro que lo he conseguido gracias a las ayudas de mi familia, al apoyo de mis amigos y a mucha gente generosa, de la que aún queda. Así que el mérito no es solo mío.
Gracias, otra vez.
Saludos.





CATEGORÍAS: