9 abr. 2008

EVITARLO ¿POR QUÉ?

Hace unos dias recibí un regalo entrañable. Un amigo de la infancia me envió por correo postal un libro titulado "El pulso de Tomelloso" (lugar de La Mancha donde nací) y he de confesar que me emociona su lectura porque me veo reflejado en casi todo lo que dice sobre la vida cotidiana de los tomelloseros entre los años 1935-1975. Me gusta tanto lo que dice, que cómo lo dice. Sobre todo por utilizar un vocabulario tan particular como es el lenguaje cervantino de aquellos lugares.
Pondré algun ejemplo:
... los "gañanes" volvian al "corte" despues de descansar unas horas en la "quinteria" y dar buena cuenta de los ricos "atascaburros" que les habia cocinado el "ayudaor"...
Los vocablos son: "gañanes" (
quienes labraban la tierra con yuntas de mulas) "corte" (tajo o lugar exacto de trabajo)) "quinteria" (nave con capacidad para pernoctar los gañanes y las caballerias) "atascaburros" (guisado de patas y harina de almortas).
También habla de la "redina" y las "tajás" cuando se refiere al evase del aceite que llevábamos los viñeros al campo y a los trozos de carne de cerdo que nos servia de segundo plato.
De entre las ciento ochenta fotografías que contiene el libro, en muchas de ellas me veo reflejado, y me honra reconocerlo. Pues aunque en 1955 emigrase por conveniencia a Cataluña, jamás renegaré de mi niñéz, de mi juventud, de mi rústica formación, de mi Patria Chica... jamás.

CATEGORÍAS: