27 ene. 2008

AMIGOS DE LA INFANCIA

Soy de naturaleza optimista y ahora llevo un poco tiempo que miro por el retrovisor de mi vida y me encuentro con mi ya lejana infancia. Una infancia rodeado de dificultades que, como toda mi generación, hubimos de ir superando a medida que crecíamos y pasábamos a las etapas siguientes.
La niñéz, la adolescencia, la juventud, la maduréz... son etapas, o periodos, en que se forma la personalidad de cada cual, según sea la educación recibida y el ambiente en que nos toque vivir.
Ahora me entristece recordar las risas de mi niñéz, las travesuras de la adolescencia, la fuerza de la juventud, la voluntad de la maduréz, y me entristece porque lo he perdido casi todo excepto mis amigos, que aun quedan, con los que compartía penas y alegrias. Amigos que, cuando nos encontramos, convertimos nuestro encuentro en una auténtica celebración. Y todos nos prometemos continuar así hasta el final de nuestros días. Así son los amigos de la infancia, los mejores amigos.
CATEGORÍAS: